Derechos equivalentes análogos (12/21): Nuestros padres compraron cosas sin seguimiento, sus pasos en la tienda no fueron grabados.

Print Friendly, PDF & Email

por Rick Falkvinge traducción David Ormeño

En el último artículo, nos centramos en cómo se sigue a las personas hoy en día cuando utilizan tarjetas de crédito en lugar de dinero en efectivo. Pero pocos prestan atención al hecho de que también nos rastrean cuando usamos dinero en efectivo hoy en día.

Pocas personas prestan atención a la pequeña señal en la puerta giratoria del aeropuerto de Schiphol en Ámsterdam, Países Bajos. Dice que el seguimiento wi-fi y bluetooth de cada individuo está teniendo lugar en el aeropuerto.

Lo que distingue al Aeropuerto de Schiphol no es que rastrean los movimientos individuales de las personas hasta el nivel de un subpie en un área comercial. No, lo que distingue a Schiphol es que se molestan en contárselo a la gente. (Los Países Bajos tienden a tomar en serio la privacidad, al igual que Alemania, y por la misma razón.

En la actualidad, las balizas localizadoras son prácticamente un estándar en las grandes áreas comerciales. Hacen ping a su teléfono usando wi-fi y bluetooth, y usando triangulación de intensidad de señal, una red de balizas localizadoras es capaz de mostrar cómo cada individuo se está moviendo en tiempo real en el nivel de sub-pasos. Esto se utiliza para “optimizar el marketing” – en otras palabras, encontrar formas de engañar a los cerebros de las personas para que gasten recursos que de otro modo no tendrían. Nuestra propia pérdida de privacidad se está volviendo contra nosot

¿Dónde se detiene la gente por un tiempo, qué atrae su atención, qué es lo que no atrae su atención, qué es un obstáculo para más ventas?

Estas son preguntas legítimas. Sin embargo, quitar la privacidad de las personas para responder a esas preguntas no es un método legítimo para responderlas.

Este tipo de rastreo individual masivo se ha desplegado incluso a nivel de ciudad, lo que ocurrió en completo silencio hasta que la Junta de Supervisión de la Privacidad de un gobierno remoto hizo sonar las alarmas. La ciudad de Västerås obtuvo luz verde para continuar el seguimiento una vez que se cumplieran algunos criterios formales.

Sí, se ha documentado que este tipo de rastreo de personas ya se ha implementado en toda la ciudad, al menos en una pequeña ciudad en una parte remota del mundo (Västerås, Suecia). Con el Consejo de Vigilancia de la Privacidad del gobierno encogiéndose de hombros y diciendo “bien, lo que sea”, no esperes que esto se quede en la pequeña ciudad de Västerås. Corrección, tiempo incorrecto: no esperen que se haya quedado sólo en Västerås, donde estaba iluminado hace tres años.

Nuestros padres analógicos tenían la capacidad de caminar por la ciudad y la calle de su elección, sin que se usara o se mantuviera en su contra. No es irrazonable que nuestros hijos digitales tengan la misma capacidad.

Hay otra manera de comprar cosas con dinero en efectivo que evita este tipo de rastreo, y es pagando contra reembolso cuando se pide algo en línea o por teléfono a su puerta – en cuyo caso su compra también es registrada y registrada, sólo en otro tipo de sistema.

Esto no sólo se utiliza contra el ciudadano común con fines de marketing, por supuesto. Se usa contra el ciudadano común para cualquier propósito concebible.

La privacidad sigue siendo su responsabilidad.

Please follow and like us:
This entry was posted in Artículos, Sociedad, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.