El negocio de los datos personales: Qué pasa cuando el retail te pide tu RUT al comprar

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Desde el Consejo para la Transparencia señalaron que se está entregando información valiosa que permite construir perfiles de sus usuarios que luego pueden ser vendidos para fines abusivos.

El escándalo que protagonizó Facebook y la empresa Cambridge Analytica –en que la red social fue multada con 1,2 millones de euros por recopilar los datos de sus usuarios sin su consentimiento ni informar con claridad su uso, y que luego fueron utilizados para la campaña de Donald Trump– no es el único caso en que se usa la información personal de los usuarios para otros fines.

Esto también pasa en Chile y uno de los ejemplos más frecuentes es cuando, al navegar en internet, las páginas se comienzan a llenar de anuncios sobre artículos de consumo u ofertas sobre préstamos bancarios, luego de haber leído sobre contenido relacionado.

Sin embargo, hay más. Según dio a conocer este lunes el Consejo para la Transparencia a La Cuarta, cada vez que en el retail piden el RUT a los compradores, se está entregando información valiosa que permite construir perfiles de sus usuarios que luego pueden ser vendidos para fines abusivos.

“Hoy en día se ha relativizado la entrega del RUT hasta en las más impensadas situaciones, otorgándole a las empresas de retail y comercio un poder del que muy pocas personas están conscientes. Al facilitar este dato personal, estamos proporcionando información que además de ser cruzada con otras bases, puede ser vendida o utilizada de manera abusiva para otros fines”, señaló Marcelo Drago, presidente del Consejo para la Transparencia.

Drago agregó que “hoy en día el RUT y otra información personal de terceros se ha transformado en un tremendo activo comercial y decenas de empresas se encargan de recolectar estos datos para perfilar a los clientes y luego emprender campañas de marketing directo. Es decir, están lucrando con nuestros datos personales”.

Por lo mismo, desde el Consejo para la Transparencia fueron enfáticos en señalar que ninguna empresa puede condicionar la compra o la garantía de un producto a la entrega del RUT u otro dato personal, es decir, cualquier persona puede optar por no entregarlos sin tener repercusión alguna.

Del mismo modo, también están prohibidas cláusulas abusivas o de recolección de datos personales para luego darle otros fines, por lo que en caso de que la persona autorice la entrega, la institución comercial debe respetar la finalidad en cuya virtud fue otorgada dicha autorización, informando previamente al titular cuál es ese fin.

Desde el Consejo para la Transparencia también señalaron que Chile tiene una ley antiquísima de la protección de los datos y, por eso, en los próximos días van a realizar una campaña que instruya a la población respecto de sus derechos en este tema tan común y al mismo tiempo desconocido.

Fuente

Share Button
This entry was posted in Artículos, DD.HH., Economía, Sociedad, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.