San Igñucio y la libertad…

Print Friendly, PDF & Email

por Alex Ruiz

San Igñucio, es el alter ego de Richard Matthew Stallman (RMS), un personaje que nos sumerge en un mundo de siglas, que parecieran reconocer solo un grupo de iniciados, pero que hablan de una filosofía profunda. Tras acompañarlo en sus conferencias de la escuela de Química de la PUCV, de la sede Viña del Mar de la UTFSM, en su reunión del congreso con asesores de la bancada del FA. Somos fervientes convencidos de que deberíamos prestarle mayor atención.

Este programador-activista, creador de GNU/Linux (léase ÑU/Linux) , define la libertad del usuario, como una parte fundamental de los derechos humanos del individuo, instándonos a ver como el creador del programa oprime, dirige y conculca al usuario, le aplica grilletes digitales y lo hace dependiente de manera abusiva.

Pero ¿cuáles son las libertades del usuario? él nos entrega su lista (cero basada como buen programador)

  • 0) ejecutar el programa como se desee y con cualquier propósito
  • 1) estudiar cómo funciona el programa, y modificarlo a su gusto
  • 2) ayudar a otros a resolver problemas similares, redistribuyendo su copia
  • 3) beneficiar a la comunidad con sus propias mejoras, redistribuyendo su versión modificada, bajo la misma condición de libertad para los demás

Y ¿de que me puede importar a mi? si no soy programador, si como usuario, apenas se encender algún aparato electrónico, si apenas me suena el término “gran hermano” (Big Brother) y si no me interesa quien es, o fue, George Orwell.

Si usas celular o reconoces palabras como windows, netflix o amazon, tal vez deberías leer un poco más.

La “puerta trasera universal”, no es un accesorio de automóvil, es el modo de acceder a nuestro dispositivo, sin consulta, cuando su creador lo decida, para hacer lo que a él mejor le parezca, como por ejemplo:

  • mejorar su versión del programa, o
  • verificar qué otros programas o aplicaciones usas, o
  • evitar que uses algún programa en particular, o
  • insinuar que uses un programa en particular, o
  • capturar tus preferencias y gustos personales, o
  • definir tu perfil de usuario y comprador, o

Tal vez puedes decir, es paranoia, sin embargo cuando ni tu, ni yo, sabemos qué hace allí el “creador”, apenas si puedes confiar ciegamente, que lo que hace es honesto, ya que las “puertas traseras” no están documentadas. A menos que los programas se creen bajo el concepto del software libre, donde más programadores o una comunidad de usuarios, define que hace o no hace, el programa.

De allí viene el término de software o programas “privativos”, aquellos que te privan de alguna de las libertades del usuario.

1984, una novela de George Orwell, introduce el concepto del Gran Hermano, una entidad o personaje omnipresente capaz de ver y controlar todo lo que haces.

Kindle, el lector electrónico de Amazon, tiene una puerta trasera que le permite a su dueño, Amazon, borrar por control remoto cualquier libro.

En el 2009, Amazon , mostró el poderío potencial de su “puerta trasera” eliminando miles de copias del libro 1984, de George Orwell, aún incluso en el momento en que sus usuarios estaban en plena lectura.

Richard, nos comenta: “las empresas como Amazon, también exige a los usuarios que acepten el contrato antisocial, por el que no deberán compartir copias con nadie. Mi conciencia me dice que, habiendo firmado tal contrato, el mal menor sería desobedecerlo y compartir mis copias; sin embargo, lo que sería bueno del todo es, no aceptar tal contrato desde el principio. Por consiguiente, rechazo tales contratos, sean para software, libros electrónicos, música o cualquier otra cosa“.

Netflix, utiliza un programa “privativo” que impone mecanismos de restricción digital (DRM), privando al usuario de su posibilidad de guardar un copia, de compartir los datos que se transmiten a través de su propio compuador, incluso de regalar su propia copia.

Ahora Richard, nos comenta: “cuando expones tus hijos a Netflix ¿qué principios le estas enseñando respecto a socializar, compartir o ser buen vecino?“.

El principal temor respecto al software que no adhiere “GNU/GPL”, es que generalmente, no siempre, pero si en la mayoría de los casos, se ha diseñado para capturar tu anonimato, te mantiene identificado en todo momento y conoce tu comportamiento de usuario. Richard se niega a usar celular y nos comenta “el celular es virtualmente [el sueño de Stalin] porque su procesador principal debe conectarse a la red y esta permamennetemente enlazado a su micrófono, sabiendo donde estás y qué dices“.

Estoy observando mi computador y me pregunto ¿soy libre?.

Happy Hacking Richard Stallman

Please follow and like us:
This entry was posted in Artículos, DD.HH., Open Source, Sociedad, Software Libre, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.