Artículos

La censura y el consumismo inspiran un nuevo tipo de arte en China

Print Friendly, PDF & Email



El consumismo

Uno de los cambios más llamativos que internet ha provocado en China
ha sido el nacimiento de una peculiar cultura de comercio
electrónico. Solo el pasado 11 de noviembre, durante la fiesta del
consumidor conocida como el Día de los Solteros, que eclipsa al Viernes
Negro o el Black Friday de Estados Unidos, se intercambiaron más de 26.000 millones de euros en productos
en las plataformas de Alibaba. La mayoría de esas ventas tuvieron lugar
en Taobao, la principal página web y aplicación orientada al consumidor
de Alibaba.

Corriendo en Taobao (Running on Taobao), una serie de la artista de Hong Kong Mak Ying Tung 2, se compone de fotografías de unas cintas de correr de gran tamaño que Mak encontró en Taobao. Las amplió y puso imágenes fijas de películas como Iron Man y Star Wars en
las pantallas de las cintas de correr para presentar una visión absurda
e inquietante de la humanidad encadenada a las compras a través de las
aplicaciones y el entretenimiento continuo. Si Taobao generado un nuevo
credo consumista, los artistas como Mak están expresando una iconografía
especulativa para acompañarlo.

Foto:’Corriendo en Taobao’, por Mak Ying Tung 2. Crédito: Cortesía de la Galería de Sarthe.

Foto:’Corriendo en Taobao’, por Mak Ying Tung 2. Crédito: Cortesía de la Galería de Sarthe.

Foto:’Corriendo en Taobao’, por Mak Ying Tung 2. Crédito: Cortesía de la Galería de Sarthe.

Mak utiliza la teoría marxista para analizar la naturaleza despersonalizada y ubicua de las relaciones entre compradores y vendedores
en Taobao, que tiene su propio argot. La artista afirma: “Detrás de la
retórica de internet se ocultan las clases y las relaciones de
producción”.

Foto: Reliquias’, por Mak Ying Tung 2. Crédito: Cortesía de la Galería de Sarthe.

Foto: Reliquias’, por Mak Ying Tung 2. Crédito: Cortesía de la Galería de Sarthe.

Foto: Reliquias’, por Mak Ying Tung 2. Crédito: Cortesía de la Galería de Sarthe.

En la serie de Reliquias de Mak, los dispositivos
electrónicos de consumo del cambio de milenio, como el CD Walkman y la
Nintendo Game Boy original, se presentan en el grandioso estilo de los
iconos religiosos. Según Mak, estos objetos antes apreciados se han
transformado en pintorescos objetos de un pasado anterior al teléfono inteligente, relegados a los vertederos de la basura histórica.

Foto: ‘Open Sesame’, el tema de lo real. Crédito: Cortesía de ‘Open Sesame’.

Foto: ‘Open Sesame’, el tema de lo real. Crédito: Cortesía de ‘Open Sesame’.

Foto: ‘Open Sesame’, el tema de lo real. Crédito: Cortesía de ‘Open Sesame’.

Para analizar las diversas necesidades de los 620 millones de usuarios de Taobao online basta con hojear el número inaugural de la revista Open Sesame
de Pekín (China), que hizo un compendio de artículos extraños vendidos
en Taobao. Los productos van desde lo simplemente raro (una sauna
portátil para una sola persona) hasta lo perversamente íntimo (muñecas
sexuales en miniatura).

La identidad

La ansiedad por la ventaja económica, la seguridad nacional y la
censura tienden a dominar el discurso de Occidente sobre la tecnología
en China. Pero los artistas chinos tienen diferentes preocupaciones
sobre las implicaciones de la tecnología. La artista Miao Ying de
Shanghái (China) hace referencia a la censura en algunas de sus
obras. Pero no le interesa demasiado posicionarse en contra de la
regulación de internet del Gobierno chino. En su obra, prefiere resaltar
los tics culturales únicos que se forman bajo esas restricciones.
Gran parte de su trabajo trata sobre su concepto de “Chinternet”, una
ruptura con las normas occidentales que ofrece un terreno fértil para
que florezcan nuevas ideas e identidades. Otra artista de Shangái Lu Yang también
juega con la interacción entre la tecnología e identidad: sus
extravagantes avatares digitales evitan la categorización por los rasgos
nacionales, raciales o de género para ofrecer una mirada hacia un
futuro digital y posthumano. 

Foto: ‘Dios, diosa y padrino’, de Miao Ying. Crédito: Cortesía de la artista.

En este trabajo, Miao se burla del estatus sagrado que el fundador de
Alibaba, Jack Ma, tiene entre los cibernautas chinos. Los empresarios
como Ma que han ganado fortunas divinas en la última década se han convertido en iconos culturales en las redes sociales chinas, iniciando nuevos cultos de la personalidad e identidad.

Foto: Mandala Delirante’, de Lu Yang. Crédito: Cortesía de Madein Gallery.

Lu confía en los servicios de transmisión occidentales como Vimeo
para difundir su trabajo, y le gusta decir que vive en internet. Mandala Delirante
es una serie en la que Lu inserta un avatar escaneado en 3D de sí misma
en escenarios que oscilan entre lo sagrado y lo profano, lo que genera preguntas sobre la naturaleza de la individualidad.

Foto: ‘Brainology Electromagnético’, de Lu Yang. Crédito: Cortesía de la artista.

Lu no ve la tecnología como un fin en sí mismo, sino como una
herramienta de exploración. “Si el arte proviene de la vida, entonces no hay manera de distinguir la tecnología actual y el arte“, sostiene la artista. Muchos de sus vídeos, como Electromagnetic Brainology de 2017, entrelazan neurología, religión y cultura pop, para formar una identidad estética híbrida y personalizada.

La censura

El informático Xu Wenkai, conocido también como aaajiao,
se mudó recientemente de Shanghái a Berlín (Alemania). Tiene una visión
pesimista de cómo las tecnologías moldeadas por el nacionalismo afectan
a la cultura. Sin embargo, sus críticas no se dirigen solo a China. Xu
considera que, A pesar de las diferencias entre las formas en las que
China y Occidente consumen la nueva tecnología, todos vamos en la misma dirección.
El artista afirma: “[China y Occidente] están en diferentes puntos en
la misma línea de tiempo, pero es difícil encontrar una referencia para
comparar estas diferencias. Son el pasado de cada uno, así como el
futuro”. Las complejas y creativas respuestas a la censura expresadas en
el trabajo de Xu y Miao Ying ofrecen una idea de la extraña forma que
podría tener este futuro. 

Foto: GIF problemáticos’, de Miao Ying. Crédito: Cortesía de Madein Gallery.

Los GIF problemáticos de Miao Ying representan las herramientas de la censura,
ya que se refieren a la plataforma china de mensajes WeChat. La
pantalla de error que se muestra cuando una imagen no se carga se
encuentra irónicamente al frente y en el centro como un no retrato,
oculta por la censura y rodeada de imágenes congeladas de GIF que se
utilizan popularmente en WeChat.

Foto:GFWLIST’, de aaajiao. Crédito: Cortesía del artista.

En esta instalación con URL restringidas impresas, aaajiao sugiere cuál podría ser la longitud física del “Gran Cortafuegos” de China, una sofisticada infraestructura que bloquea determinadas páginas web y algunos términos de búsqueda. La monótona repetición en serie destaca el trabajo manual requerido para controlar y bloquear constantemente el material sensible, el trabajo interminable de los perros guardianes de internet del Gobierno.

Via

Please follow and like us: